Disciplina China

jueves, 1 de octubre de 2015

CEPO DE SUMISA


1. Para la realización de este nuevo brico-sado partiremos de un cabecero de una cama preferiblemente, por las dimensiones, de 80 cm donde la medida a trabajar es aproximadamente un metro.


2. Marcaremos una línea horizontal y de forma equidistante y proporcional tanto a las dimensiones de las muñecas y la cabeza como en sus diámetros dibujaremos tres círculos los cuales hay que vaciar o bien con herramienta acorde o a través de pequeños taladros los cuales luego ajustaremos la circunferencia con una lima de madera. Taparemos con masilla de madera los agujeros que pudiesen tener la madera anteriormente y lijaremos las terminaciones.


3. Atornillaremos proporcionalmente dos listones macizos de madera a cada lado de los extremos y procedemos a cortar el cabecero por la mitad que habíamos trazado con anterioridad.


4. Para realizar el corte con precisión recurriremos a una sierra de calar ajustando tanto el perfil de la sierra como la velocidad de corte con su avance. Lijaremos las terminaciones antes de la pintura.


5. En ferreterías especializadas encontraremos tres anclajes con argolla como dos bisagras de tipo forja acordes al cepo.


6. Atornillaremos las tres argollas en la parte superior de los agujeros como las dos bisagras para la abertura y cierre del cepo.


7. Para el cierre del cepo nos podrá servir la misma bisagra ranurada con lima con el agujero ajustado a la hembrilla que una vez girada sirva para que dicha bisagra no se libere.


8. Este es el ejemplo de cómo debe de quedar en su presentación inicial.


9. También se puede colocar, en la parte superior de las patas, unos tornillos de anclaje con la futura misión de poder sujetar cadenas.


10. Existen unos clavos de forja del tipo anteriormente descrito que nos pueden ayudar a embellecer de forma gótica este brico-sado. Se pueden colocar, proporcionalmente, tanto en los extremos como en la parte superior del cepo.


11. Esta es una idea para combinar las cadenas con las argollas de cuello y muñecas de la sumisa.


12. Se puede poner cinta de teflón en las uniones de ambos cierres de las maderas aglomeradas con el objetivo de hacer el tacto más suave en la piel del contorno de las muñecas y el cuello.


13. Nos servirán como patas dos listones macizos de madera  de gran longitud que atornillados en su mitad podrán ser girados para sostener el cepo a la vez que nos ayudará también a apartarlo sin molestias.


{Rey}